Regreso a clases 2012-13

regreso a clasesEn unos días comenzara el regreso a clases, para algunas de nosotras será el día tan esperado pero para otras comienza de nuevo el suplicio diario, las horas interminables en el tráfico, las levantadas temprano, los almuerzos,  los gastos en útiles, las tareas, las juntas y las mil y una cosas que van saliendo cuando tenemos hijos en edad escolar.

Para  mi fueron unas buenas vacaciones pero no tranquilas, hubo de todo desde terminar proyectos que tenia abandonados desde hace meses, como terminar de pintar la casa.

Tuve mis  semana de vacaciones en Valle con mi esposo, vacaciones en familia, el campamento de mi hijo y el viaje de XV años de mi hija, en fin que yo seguí  yendo y viniendo  todos los días, si se ve desde este punto de vista dirás que no descanse mucho y no lo hice, pero hice cosas importantes para mi familia.

Y por fin ya el lunes comenzara el verdadero descanso, seguiré levantándome a las 5:00 am, preparando desayunos y lonches y volverán los pleitos diarios de que se pongan  a hacer la tarea, que dejen de estar chateando o mandando mensajitos por celular, pero también comenzaran esos ratitos que a todas las mamas nos gustan cuando nuestros hijos nos cuentan como les fue, que pasó en la escuela, cuando nos piden ayuda con algo de la tarea, eso cuando ellos creen que una lo sabe todo, eso pasa solo cuando son pequeños, disfrútalo porque eso tristemente se acaba,  cuando crecen como los míos que están en esa edad intermedia cuando te dicen, ¡hach mamáaaa, ya sé!.

¿Cómo es que con el regreso a clases empiezan las vacaciones para las mamás?

Por fin volveré a dedicarle más tiempo a mi huerto casero, a leer, a hacer ejercicio, a dormir,  a escribir más seguido y a trabajar en mi catálogo de joyería. Yo sé que no para todas resulta tan fácil ya sea porque trabajan para una empresa y tienen que cumplir con un horario y/o porque aún no se deciden a emprender por su cuenta.

Este puede ser un buen momento para empezar algo nuevo, ya que para muchas de las mamas se vuelve un verdadero  dilema el transporte, los almuerzos, las tareas, la forrada de libros, si le echamos coco y nos decidimos podemos ver los problemas de los demás como ventajas para nosotras y no es que nos alegren las dificultades de las otras mamas, si no que aprendamos a sacar provecho de toda oportunidad.

Leí en una revista de negocios como pequeñas ideas se convirtieron en grandes negocios, como la de el transporte escolar, o los menús escolares que están en pleno apogeo, ya que cada vez somos más las mamas que queremos que nuestros hijos coman en el recreo algo más que unos chicharrones y un refresco, o las tareas, no todos los niños tienen la suerte de tener en casa a mamá o a papá que les ayude con esas dudas en la tarea o con las maquetas (suena como a hacer trampa, pero…), aquí es donde hay una oportunidad y puedes abrir en tu casa un club de tareas, y como no todos tienen la ventaja de tener en casa una computadora o impresora, pero si tú tienes una puedes sacarle provecho también entre los vecinos o gente que conozcas.

En fin las posibilidades son muchas, solo es cuestión que te decidas a sacarle provecho a esos momentos que creías inútiles como el de llevar a tus hijos a la escuela, o cuando les ayudas a hacer la tarea.

Las oportunidades siempre están ahí pero de ti depende de convertirlas o verlas como un problema o en posibilidad de emprender. En fin, ya veremos que puedes hacer cuando tus diablillos ya no están en la casa todo el día.

¡Feliz año escolar 2012-13!

 


Viajes De Placer Y De Negocios

Viajar por placer y negociosYa  empezaron las vacaciones de verano, para muchas una bendición, para otras un dolor de cabeza.

También muchas de nosotras nos iremos de vacaciones, por lo menos a un lugar cercano y aunque sea unos cuantos días.  Para algunas serán unas vacaciones planeadas, para otras serán de esas que salen al momento y las aprovechamos,  tal como me paso a mí. Mi esposo tenía que ir a el Estado de México por motivos de trabajo y a última hora se nos ocurrió que podía ser una escapada de la rutina así que hice mi maleta y viéndome un poco egoísta  deje a mis hijos con mi sobrina y no es que necesiten mucho cuidado, sino solo supervisión ya que están en esa edad a la que todas las mamas le tenemos miedo la adolescencia , en fin, hice caso omiso y emprendimos el viaje.

Fue toda una odisea, horas y horas de paisajes desérticos, hasta que por fin empezaron a aparecer los paisajes pintorescos, me encanta la naturaleza, los ranchitos bonitos que están al borde de la carretera y sobre todo me encantan las artesanías de cualquier tipo.

En fin llegamos a Valle de Bravo, llegamos de noche así que no pude ver mucho del pueblo, pero prometía ser espectacular y lo fue cuando lo vimos a la luz del día, tanto nos gusto que si se pudiera nos iríamos a vivir allá, pero ya sabes la escuela de los muchachos, sus amistades, su vida echa aquí, pero ya crecerán más y querrán irse de la casa y entonces será el momento para los planes en pareja.

Visitamos varios pueblitos aledaños como Cerro Gordo, donde quiero vivir cuando sea mayor, y Avándaro que tiene unos mercados artesanales y artículos de piel muy grandes, casi enloquezco con tantas cosas, a mi hija le encantan las bolsas divertidas, así que compre una para mi hija y para mis comadres también y viendo más puestos vi que había una gran cantidad de cosas que le gustarían a mis amigas así que, como siempre, vi la oportunidad de aprovechar el viajecito de placer y convertirlo también en viaje de negocios así que después de revisar cuanto podía gastar me di a  la tarea de comprar y, ¿quién no se divierte comprando?

Es difícil comprar para vender cuando todo lo que compras lo quieres para ti, pero que le vamos a hacer…

Por eso antes de comprar tenemos que poner los pies en la tierra, no estamos haciendo compras personales, si no que tenemos que ver a quien se los podemos vender, hay que ver cuál es la clientela que habitualmente te compra y también ver lo que está de moda, lo que podría gustare a las mamas de la escuela, vecinas,  hermanas, primas, cuñadas, amigas y a cualquier conocida que le guste comprar cosas lindas y de buena calidad.

Un viaje tranquiloEn resumen, el viaje de negocio de un día de mi esposo se convirtió en unos días de descanso en un lugar hermoso y tranquilo, donde nos acercamos como pareja, nos alejamos un poco del mundo y descansamos de nuestros hijos, que también nos hacía falta.

Y lo mejor de todo es que nos divertimos, descansamos e hicimos negocio, nada mal para una escapada de sorpresa, ¿Eh? A veces nos preguntamos cómo hay personas que viajan a todos lados y siempre parecen tener pagado todo, pero con un poco de espíritu emprendedor puedes agarrar oportunidades como esta y hacer que tus vacaciones sean gratis.

No dejes pasar las oportunidades que se te presenten, hay que estar siempre atenta, tú también puedes convertir un viaje de negocio en un viaje de placer y un viaje de placer en un viaje de negocio.

 


Otra Vez Por El Camino Difícil

A casi dos meses de haber subido por primera vez el cerro, volvimos a intentarlo (Cuando sientes que el camino es difícil); cero y van dos.

Dejamos pasar mucho tiempo entre una subida y otra pero ya sabes, pretextos nunca faltan y menos tratándose de un esfuerzo tan grande, pero esta vez diré con algo de orgullo que en este tiempo mi esposo si estuvo preparándose para subir con mas dignidad o, como dice el, para que ya no me burlara más de él.

Esta vez su carga en la mochila era más pesada que la anterior llevábamos más agua y unas barras energéticas.

Como llegamos al mirador sin mucho esfuerzo, queríamos caminar un poco más cuesta arriba, pero otra paseante que venía bajando nos desanimo diciéndonos que había osos más arriba y pues el miedo no anda en burro, así que decidimos dejarlo para otro día.

Esta vez al igual que la anterior y muchas otras veces que ya hemos subido no dejábamos de sorprendernos como señores bastante entrados en años subían cuesta arriba sin mayor problema, platicando y por supuesto más rápido que nosotros y hubo uno que subió y bajo y volvió a subir….que vergüenza, pero nuestro consuelo era que ellos ya tenían años entrenándose y por lo tanto ya tenían técnica y experiencia, pero nosotros al igual que muchos otros que subíamos con bastante esfuerzo teníamos juventud, cabe  mencionar que eso poco nos consoló.

Lo mismo nos pasa en la vida diaria cuando somos jóvenes tenemos todo el empuje, todas las ganas, todos los sueños pero poca constancia, a diferencia de las personas mayores ellos ya no tendrán la juventud, ni todo el empuje que da la juventud pero si tienen algo que solo da la edad “experiencia”.

Ya sé que a veces nos da miedo emprender algo y nos escudamos para no hacerlo diciéndonos que no sabemos cómo empezar, eso e salgo comprensible, pero cuando vamos a saber si no empezamos nunca, tú crees que esos señores que subían y bajaban como si nada el cerro , un día se despertaron  y empezaron a subir sin esfuerzo,  yo creo que no, empezaron como todos los pobres llenos de juventud que subimos  a rastras y poco a poco con constancia lo lograron. Lo mismo pasa cuando ya lo intentase una vez y te fue mal, no a todos nos va bien en e l primer intento (recuerdo el cansancio de mi esposo al subir la primera vez), pero si seguimos intentando la próxima vez se nos hará más fácil.

No te desanimes si no resulta a la primera, recuerda que lo que no te mata a la primera te hace más fuerte y te da experiencia.

Nosotros por lo pronto lo volveremos a intentar el siguiente fin de semana, así que ya te contare como nos fue.